A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
Pulse una letra para ver la lista de procedimientos que comienzan con esa letra.
Pulse 'Al inicio' para volver al inicio de esta sección.

Manejo de una ruptura de quiste ovárico

¿Qué es el manejo de una ruptura de quiste ovárico?

Un quiste ovárico es un saco lleno de líquido que se forma sobre o dentro de un ovario. En algunos casos, el quiste puede romperse y abrirse (ruptura). La ruptura de un quiste se puede manejar de diferentes maneras. Puede que solo necesite hacer un seguimiento de sus síntomas. Quizás necesite tomar calmantes. En otros casos, un quiste puede requerir cirugía.

Los ovarios son un par de órganos pequeños de forma ovalada que se encuentran en la parte de abajo del abdomen de una mujer. Alrededor de una vez por mes, uno de los ovarios libera un óvulo. Los ovarios también producen las hormonas estrógeno y progesterona. Estas participan en el embarazo, el ciclo menstrual y el crecimiento de los senos.

Un quiste ovárico puede desarrollarse por diferentes razones. La mayoría de los quistes ováricos no producen daño. Si un quiste se rompe, puede no causar ningún síntoma o puede causar solo síntomas leves. Una ruptura de quiste que causa síntomas leves suele poder manejarse con medicamentos calmantes (analgésicos). Es posible que se observe el quiste con un estudio de imágenes.

En algunos casos, una ruptura de quiste puede presentar síntomas más graves. Por ejemplo, dolor en la parte inferior del abdomen y sangrado. Los síntomas de este tipo necesitan tratamiento de inmediato.

Es posible que usted necesite atención en un hospital si tiene síntomas graves causados por la ruptura de un quiste. Es posible que le den analgésicos intravenosos (IV) usando una aguja insertada en una de sus venas. Es posible que usted necesite que le hagan un reemplazo de líquidos o sangre como consecuencia de un sangrado interno. En casos poco frecuentes, una ruptura de quiste ovárico puede necesitar cirugía.

Si usted necesita cirugía a raíz de un sangrado interno, un cirujano hará un corte en su abdomen mientras usted está anestesiada. El médico controlará el sangrado y extraerá el líquido o los coágulos sanguíneos que pudiese haber. Luego, podrá extirparle el quiste o todo su ovario.

¿Por qué podría necesitar manejar una ruptura de quiste ovárico?

Algunas rupturas de quiste ovárico pueden causar mucho sangrado. Estas necesitan atención médica enseguida. En los casos graves, la pérdida de sangre puede provocar que llegue menos sangre a sus órganos. En casos aislados, esto puede causar la muerte.

Muchos quistes ováricos no se rompen. Los médicos no saben por qué algunos se rompen y otros no. Es más probable que un quiste se rompa mientras se hace una actividad física enérgica o durante una relación sexual. Si usted tiene una afección que la hace sangrar con facilidad, probablemente necesitará una cirugía para tratar una ruptura de quiste.

Existen distintos tipos de quistes de ovario. Los quistes funcionales son el tipo más común. Se presentan únicamente en mujeres que no han pasado la menopausia. Suelen presentarse cuando un óvulo no se libera del ovario durante la ovulación. Estos quistes son los que se rompen más comúnmente.

What are the risks of management of a ruptured ovarian cyst?

For many women, a ruptured ovarian cyst causes no symptoms, or only mild symptoms. Mild symptoms can often be managed with pain medicines. There are seldom any risks in this situation.

In some cases, you may have more severe symptoms. These can include extreme pain in your lower belly and bleeding. Uncontrolled bleeding can be life-threatening. See your healthcare provider right away. Depending on your symptoms, you may need to be hospitalized.

Severe cases may require surgery. This may be an emergency procedure. The surgery may be minimally invasive (a laparoscopy). This means it uses very small cuts (incisions). Or it may be a standard open procedure and use a much larger incision. All surgery has some risks, but in these severe cases, there are greater risks to you if surgery is not performed. Risks and possible complications of surgery for a ruptured ovarian cyst include:  

  • Bleeding

  • Infection

  • Incision doesn't heal well

  • Blood clots

  • Risks of anesthesia

  • Damage to blood vessels, nerves, muscles, or nearby pelvic structures

  • The need for a larger incision (if you had a laparoscopy)

  • Scar tissue (adhesions) that occur after surgery

¿Cómo me preparo para manejar una ruptura de quiste ovárico?

Un médico hace el diagnóstico de una ruptura de quiste ovárico. Si usted siente un dolor de abdomen agudo y repentino, visite enseguida a un médico. Si usted sabe que tiene un quiste ovárico, tenga en cuenta que se puede romper y necesitar tratamiento.

Su médico de atención primaria o un obstetra y ginecólogo (OB/GYN, por sus siglas en inglés) diagnosticará la afección. Su médico le preguntará sobre su historia clínica y sus síntomas. Asegúrese de decirle a su médico si sabe que tiene un quiste ovárico. También le harán un examen físico. Este examen probablemente incluirá un examen pélvico.

Si su médico cree que usted tiene una ruptura de quiste, puede que necesite hacerse pruebas. Estas pruebas pueden ayudar a descartar otras posibles causas de sus síntomas, tales como un embarazo ectópico, apendicitis o una piedra (cálculo) en un riñón. Algunos de estos exámenes pueden incluir:

  • Esta prueba emplea ondas de sonido para ver el tamaño, la forma y la ubicación del quiste.

  • Prueba de embarazo. Se hace para ver si el quiste puede deberse a un embarazo.

  • Análisis de sangre. Se hacen para comprobar si hay anemia (niveles bajos de hierro en la sangre). También pueden ver si hay infección.

  • Análisis de orina. Se hace para estudiar otras causas posibles de su dolor.

  • Cultivo vaginal. Se hace para ver si hay una infección pélvica.

  • Tomografía computarizada (TC). Esta prueba de diagnóstico emplea una serie de radiografías y una computadora para crear una imagen detallada de la zona.

Puede que necesite más pruebas para descartar otras posibles causas de sus síntomas.

Si necesita cirugía para su quiste, su médico le dirá cómo debe prepararse. Por ejemplo, usted no debería comer ni beber después de medianoche antes de su cirugía.

¿Qué sucede durante el manejo de una ruptura de quiste ovárico?

El manejo de una ruptura de quiste ovárico depende de si es complejo. Un quiste común es simplemente un saco lleno de líquido. Un quiste complejo puede tener zonas sólidas, protuberancias en la superficie o varias zonas llenas de líquido.

Muchas mujeres tienen quistes ováricos funcionales. Y la mayoría de estos no son complejos. La ruptura de un quiste que no es complejo puede tratarse con medicamentos analgésicos. Puede que le digan que vigile sus síntomas a lo largo del tiempo. En algunos casos, es posible que necesite hacerse ultrasonidos de control. Puede que no necesite ningún otro tratamiento.

Si el quiste es complejo, sus cuidados pueden ser diferentes. Los quistes complejos pueden causar lo siguiente:

  • Pérdida de sangre que provoca baja presión arterial o frecuencia cardíaca rápida

  • Fiebre

  • Signos de posible cáncer

Si tiene ruptura de un quiste ovárico complejo, puede que deban atenderla en el hospital. Su tratamiento puede incluir:

  • Líquidos intravenosos (IV) para reemplazar el líquido perdido.

  • Vigilancia cuidadosa de su frecuencia cardíaca y otros signos vitales.

  • Vigilancia de su nivel de glóbulos rojos (hematocrito) para ver la capacidad que tiene su sangre de transportar oxígeno.

  • Varias ecografías para comprobar si hay sangrado dentro de su abdomen.

  • Cirugía si empeora su afección médica o para ver si hay signos de cáncer.

Si necesita cirugía, su médico podría utilizar el método mínimamente invasivo. Esto se conoce también como laparoscopia. El médico le hará incisiones pequeñas en su abdomen mientras usted se encuentra bajo el efecto de la anestesia. A través de esas incisiones (cortes), le introducirán una pequeña cámara con luz y otros instrumentos diminutos. El médico controlará el sangrado y extraerá el líquido o los coágulos sanguíneos que pudiese haber. Luego, podrá extirparle el quiste o todo el ovario. A continuación, le quitarán los instrumentos. Le cerrarán las incisiones y le colocarán un vendaje. Si el médico no usa laparoscopia, la cirugía se hará con incisiones más grandes.

Hable con su médico acerca de cuál es el tipo de tratamiento que funciona mejor en su caso.

¿Qué sucede después del manejo de una ruptura de quiste ovárico?

Usted y su equipo médico diseñarán un plan de seguimiento adecuado para su caso en particular.

Si la ruptura es de un quiste ovárico no complejo, probablemente continuará con sus cuidados en su casa. Puede usar medicamentos analgésicos según sea necesario. El dolor debería irse en unos pocos días. Informe enseguida a su médico si su dolor empeora, si se siente mareada o tiene síntomas nuevos. Programe una visita de control con su médico si necesita análisis de sangre o pruebas de diagnóstico por imágenes.

Si tiene ruptura de un quiste ovárico complejo, puede que necesite quedarse en el hospital un día o más. Si su quiste ya no sangra, quizás le permitan regresar a su casa. Puede usar medicamentos analgésicos según sea necesario. Puede que necesite pruebas de diagnóstico por imágenes de control para asegurarse de que ya no hay sangrado.

Si le hicieron una cirugía, le explicarán cómo cuidar su herida y vendaje. Es posible que necesite limitar su actividad física por un tiempo. Su equipo médico le dará más información.

En algunos casos raros, una ruptura de quiste ovárico puede deberse a un cáncer. De ser así, necesitará continuar con un tratamiento indicado por un médico especializado en el tratamiento del cáncer. Puede que necesite una cirugía y otros tratamientos.

Algunas mujeres tienen más de un quiste ovárico. Puede colaborar con su médico para planificar un tratamiento para múltiples quistes. Un quiste que no se ha roto puede necesitar observación a lo largo del tiempo. En otros casos, es posible que usted necesite que le extraigan el quiste con una cirugía.

Próximos pasos

Antes de aceptar hacerse la prueba o el procedimiento, confirme si sabe lo siguiente:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento.

  • La razón por la que le harán la prueba o el procedimiento.

  • Qué resultados esperar y qué significan.

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o el procedimiento.

  • Cuáles son los posibles efectos secundarios o las posibles complicaciones.

  • Cuándo y dónde se hará la prueba o el procedimiento.

  • Quién le hará la prueba o el procedimiento y qué títulos o diplomas tiene esa persona.

  • Qué sucedería si no se hace la prueba o el procedimiento.

  • Si existen pruebas o procedimientos alternativos para considerar.

  • Cuándo y cómo recibirá los resultados.

  • A quién llamar después de la prueba o procedimiento si tiene alguna pregunta o problema.

  • Cuánto tendrá que pagar por la prueba o el procedimiento.

Revisor médico: Freeborn, Donna, PhD, CNM, FNP
Revisor médico: Goodman, Howard, MD
Última revisión: 2/1/2019
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.